Aceituna Verde Arbequina con Hueso

10,45 

De las pocas aceitunas que se usan a la vez para comer y para hacer aceite, la arbequina es pequeñita pero matona, dando un aceite afrutado con toques dulces de manzana y almendra y a la vez un picoteo adictivo, que se puede comer como pipas. Suelen consumirse en salmuera o aceite, sin demasiados aliños. Su pequeño tamaño hace casi imposible poder cocinar con ellas -quitar esos huesecillos es una pesadilla, y encontrártelos en un plato tres cuartos de lo mismo-, pero yo no renunciaría por nada del mundo a comérmelas en un aperitivo con un matrimonio de anchoas y boquerones.

Categorías: ,

Descripción

De las pocas aceitunas que se usan a la vez para comer y para hacer aceite, la arbequina es pequeñita pero matona, dando un aceite afrutado con toques dulces de manzana y almendra y a la vez un picoteo adictivo, que se puede comer como pipas. Suelen consumirse en salmuera o aceite, sin demasiados aliños. Su pequeño tamaño hace casi imposible poder cocinar con ellas -quitar esos huesecillos es una pesadilla, y encontrártelos en un plato tres cuartos de lo mismo-, pero yo no renunciaría por nada del mundo a comérmelas en un aperitivo con un matrimonio de anchoas y boquerones.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceituna Verde Arbequina con Hueso”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *